Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
PlanetadeLibros > Elige no tener miedo
portada_elige-no-tener-miedo_gaby-perez-islas_201606202034.jpg
Ficha técnica
Fecha de publicación: 18/08/2016
192 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-607-07-3550-9
Código: 10165173
Formato: 12,5 x 19 cm.
Presentación: Rústica sin solapas
Colección: Booket Diana
Facebook
Twitter

Elige no tener miedo

Colección Booket Diana
Libro bolsillo (Rústica sin solapas)
$ 98.00
Comprar
Booket
Vota
  • Valoración media: 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
 

Cómo aprender a vivir después de un gran dolor. 

Primer capítulo 

Existen realidades tan fuertes, tan difíciles de entender, que muchos autores prefieren saltarse el tema y simplemente no tocarlo. Si por callarlo desapareciera, yo lo haría también, pero no es así. Precisamente porque no hablamos del suicidio ni educamos acerca de él es que su incidencia en nuestro país ha aumentado considerablemente; se habla de que el índice de suicidios en adolescentes ha crecido 650% de 1990 a la fecha.

En torno del suicidio se manejan grandes mitos, como que si alguien realmente se quiere matar, no lo avisa; o que solo se suicidan los valientes, los locos y los cobardes; o que es un acto impulsivo que no se puede evitar, y sobre todo que hablar de suicidio le mete ideas en la cabeza de quitarse la vida a quien lo escucha… Todo esto es falso, debemos romper el silencio y advertir de esta puerta falsa a los jóvenes, los jubilados y las personas deprimidas.

El suicidio no se contagia, se aprende. Alguien abre para ti esa puerta falsa que se vende como una solución, pero que en realidad no soluciona nada y todo lo complica.

Es más fácil pensar en el suicidio como una posibilidad, cuando has tenido parientes cercanos que lo han consumado. Abrieron y te mostraron una puerta falsa.

Todos hemos dicho alguna vez: “Qué ganas de dormirme y ya no despertar para que se acabe tanta bronca”, pero eso no es un pensamiento suicida, ya que este es mucho más complejo.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (inegi) nos brinda las siguientes cifras:

Suicidios en México

1980: 672 casos

1990: 1 405

2000: 2 736

2010: 5 012

 

Números reales, pero recuerden que hay datos ocultos, pues muchos suicidios no son reportados como tal, sino como accidentes. Para la gran mayoría de las familias es muy penoso que se sepaque hubo un suicidio entre sus miembros, así quepiden al médico familiar que extienda un certificado para que el acta de defunción diga otra causa de muerte. Muchos de los accidentes queescuchamos cada semana son suicidios y de igualforma algunos suicidios son en realidad homicidios, así que las estadísticas a veces no se apegan a la realidad.

Por estado, en 2010 la casuística de suicidios fue así:

 

Las cuatro principales entidades federativas

Estado de México: 537 casos

Jalisco: 399

Distrito Federal: 375

Guanajuato: 283

 

¿Qué pasa con nuestros jóvenes?

 

La realidad es que en nuestro país no había educación ni prevención respecto del tema; si un joven se suicidaba, en su escuela le hacían una ceremonia y le enviaban globos blancos al cielo. Los incluían en una hoja especial en los anuarios e inclusive parecían convertirse en celebridades. Esto deja un mensaje cruzado en el resto de los jóvenes, quienes empiezan a ver normal que eso ocurra. Idealizan muchas veces a aquel que tuvo el “valor” de hacer algo que algunos en el grupo han acariciado como idea.

Lo anterior desencadena lo que se conoce como constelaciones de suicidas. La amplia cobertura de un suicidio por los medios de comunicación o el entorno pueden motivar que los jóvenes con ideación suicida tomen de inmediato la decisión de quitarse la vida.

En México, gracias al conocimiento cada vez más difundido de la tanatología, esto está comenzando a cambiar. Padres valientes avisan al colegio que la muerte de su hija(o) se debió a un suicidio y con esta versión oficial y su autorización se puede abordar el tema directamente con los jóvenes. Sin mentiras y sin alfombrarles el empedrado se les explican las cosas para que, desmitificando el hecho y hablando sin tapujos, aclaremos sus dudas y las de la comunidad escolar. Un hecho así sacude a todos los padres de una generación que tratan de ubicar bien las causas para asegurarse de que sus hijos están a salvo, que no se “contaminarán” de los sucesos; es más, piden casi casi un certificado de la inmunidad de sus pequeños. Pero no existe tal cosa, lo que debemos hacer es trabajar en la salud emocional de nuestros hijos para prever hechos de esta naturaleza. Ningún hijo está seguro, pero eso no es para angustiarnos ni preocuparnos, es para ocuparnos en su cuidado, para establecer límites y ver si ellos reciben nuestro amor de la misma forma e intensidad que creemos estárselos demostrando.

Los sobrevivientes de un suicidio —la familia y los amigos heridos— quedan desolados tratando de encontrar la pieza faltante a este complejo rompecabezas que es la decisión de alguien de ponerle fin a su vida.

No te pierdas...
Llévate este libro a tu web / blog
Compartir:
Facebook Twitter Delicious Digg Google Meneame
Llévate este enlace:

Sinopsis 

Soportar un duelo no es tarea sencilla. Algunos quieren entender el proceso fríamente, otros optan por seguir al corazón y entregarse a todos los sentimientos y emociones que se generan de la pérdida,  pero hay un tercer grupo, aquellos que deciden que lo que están viviendo no los va a destruir, sino a construir como mejores personas. Este grupo de valientes requiere de una guía, un acompañamiento intelectual y emocional que les dé ese cariñoso empujoncito para que puedan reemprender su vida. Para ello está en tus manos Elige no tener miedo.

Una guía útil para los que han tenido que enfrentar la muerte, desaparición, suicidio o secuestro de un ser querido y que han tenido que encarar el miedo… el tremendo miedo al abandono.  Para ellos este es un diálogo afectivo que no minimiza lo ocurrido,  lo pone en la justa dimensión para que la mente que recuerda se conforte, y las emociones que rebasan actúen a favor.

Gaby Pérez Islas, reconocida tanatóloga, tiende una mano hacia ti, simplifica el conocimiento de muchos expertos en los procesos de sanación de la mente y el corazón y hace un llamado a esa ave interior que hoy llora en nuestro pecho, que necesita consuelo, que añora el viento y desea abandonar los barrotes del miedo para intentar volver a ser feliz.

El autor 

000047097_1_Gaby_Perez_Islas_201606240132.jpg

México, 1966

Es autora de Cómo curar un corazón roto (2011), Elige no tener miedo (2013) y Viajar por la vida (2015). Es licenciada en Literatura Latinoamericana con estudios a nivel maestría en Tanatología. Tiene diplomados en Logoterapia, Codependencia y Suicidología. Atiende en consulta privada e imparte cursos y talleres. Es colaboradora en diversos medios de comunicación y una entusiasta conferencista motivacional.

Otros títulos del autor 

Llévate este libro a tu web / blog 

portada_elige-no-tener-miedo_gaby-perez-islas_201606202034.jpg

Cómo aprender a vivir después de un gran dolor. 

Incrusta este gadget en tu propio espacio virtual. Sólo tienes que incrustar el código haciendo copiar y pegar.

DÉJATE SORPRENDER 

FACEBOOK