Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
PlanetadeLibros
Angelita Alfaro

Angelita Alfaro

Angelita Alfaro (Cervera del Río Alhama, La Rioja, 1941) compagina la dedicación a su familia con lo que es para ella su verdadera pasión, la cocina. Autora de 25 libros de cocina, sus infinitas y deliciosas recetas y su presencia constante en todo tipo de eventos, premios y en medios de comunicación han contribuido a difundir la extraordinaria cocina actual de raíces tradicionales de Angelita. Es autora también de Pintxos, tapas y cazuelitas, publicado en Libros Cúpula.

Te quiero, verde
Comprar

Te quiero, verde

Angelita Alfaro

Un recetario de cocina familiar basado en los vegetales para llevar el huerto directamente a la mesa a través de platos tan saludables como apetitosos.

Comprar
Sinopsis de Te quiero, verde

La primera idea que se le ocurre a un aficionado a la buena mesa cuando se habla de manjares son las verduras. Pueden ser una menestra, unos espárragos, unas alcachofas o unos pimientos del piquillo de Lodosa, lo que sea, pero casi siempre serán las verduras. La definición del diccionario de la Real Academia nos dice que las verduras y las hortalizas son plantas comestibles que se cultivan en las huertas. El consumo de alimentos vegetales es tan antiguo como el hombre y están a nuestra disposición en sus muchas variedades todos los días del año; solo es cuestión de saberlas elegir en función de su temporada.

Pepinos, espinacas, acelgas, repollos, coles, lechugas, escarolas, endivias, berros, guisantes, tirabeques, habas, alubias verdes, apio, cebollas, chalotas, cebolletas, patatas, zanahorias, remolachas, nabos, rábanos, salsifíes, pochas, garbanzos, lentejas, habas, hongos, puerros, hinojo... Todo ello es muy rico en todo tipo de vitaminas, unos las tienen de una clase y los otros de otra, a cuál más interesante. Es por eso que esta riqueza huertana no debe faltar jamás en nuestras despensas y en nuestras mesas. Puedo asegurar que en la mía no hay escasez de ellas. Espero así que este libro colme vuestras ilusiones de ser cada día más fuertes, sanos y alegres porque «de la panza viene la danza».

La primera idea que se le ocurre a un aficionado a la buena mesa cuando se habla de manjares son las verduras. Pueden ser una menestra, unos espárragos, unas alcachofas o unos pimientos del piquillo de Lodosa, lo que sea, pero casi siempre serán las verduras. La definición del diccionario de la Real Academia nos dice que las verduras y las hortalizas son plantas comestibles que se cultivan en las huertas. El consumo de alimentos vegetales es tan antiguo como el hombre y están a nuestra disposición en sus muchas variedades todos los días del año; solo es cuestión de saberlas elegir en función de su temporada.

Pepinos, espinacas, acelgas, repollos, coles, lechugas, escarolas, endivias, berros, guisantes, tirabeques, habas, alubias verdes, apio, cebollas, chalotas, cebolletas, patatas, zanahorias, remolachas, nabos, rábanos, salsifíes, pochas, garbanzos, lentejas, habas, hongos, puerros, hinojo... Todo ello es muy rico en todo tipo de vitaminas, unos las tienen de una clase y los otros de otra, a cuál más interesante. Es por eso que esta riqueza huertana no debe faltar jamás en nuestras despensas y en nuestras mesas. Puedo asegurar que en la mía no hay escasez de ellas. Espero así que este libro colme vuestras ilusiones de ser cada día más fuertes, sanos y alegres porque «de la panza viene la danza».

Bibliografía de Angelita Alfaro

Cargando...